Saltar al contenido

Manzanas deshidratadas

octubre 7, 2020

Esta receta es ideal para comerlas como un snack o aperitivo saludable. Puedes añadirla a tus cereales de desayuno o en el yogur. También las puedes rehidratar de nuevo y usarlas en todo tipo de recetas.

De forma deshidratada son más fáciles de llevar por lo que podrás comer fruta de una manera sencilla.

Vamos a ver como hacerlo:

Ingredientes

  • Manzanas
  • Nuez moscada o canela (opcional)
manzanas deshidratadas

Manzanas deshidratadas con deshidratador de alimentos

Preparación

Lo primero de todo vamos lavar y a secar muy bien las manzanas. Si eres bueno con el cuchillo corta rodajas de mas o menos 8 mm. Si no puedes usar una mandolina en rodajas delgadas

Coloca las rodajas en las rejillas de tu deshidratador. En este momento y si te gusta puedes añadir la canela o la nuez moscada. Aunque también puedes añadirlo después de secarlas.

Para programar el deshidratador léete su manual pero en general a unos 60º suele tardar en torno a las 5 horas.

Ya solo falta esperar y disfrutarlas, espero que os haya gustado.

Manzanas deshidratadas al horno

En esta ocasión vamos a preparar unas deliciosas manzanas deshidratadas y las vamos a hacer en el horno. Hay 2 amigos que me preguntan mucho acerca de la temperatura para deshidratar las manzanas sigue leyendo para descubrir esta riquisima al horno.

Vamos a usar 3 manzanas. Utiliza la manzana de tu preferencia. Vas a necesitar tambien un recipiente

Ve prendiendo el horno en 200 grados fahrenheit (unos 90ºC). Prepara la bandeja con un poco de aceite para evitar que se peguen las rodajas de manzana. Puedes ayudarte de una servilleta para extenderlo.

Corta las manzanas en rodajas. Quita la parte del corazón y las semillas que pudieran quedar. Intenta que sean todasde un grosor similar. Ni muy delgadas y ni muy gruesas.

Coloca estas rodajas en la bandeja que habias preparado de forma ordenada y homogenea para que el proceso de deshidratacion sea parejo.

Cuando lleven una hora y media vamos a dar vuelta y subir la temperatura a 215 (110ºC) para que queden mas doraditas. Déjalas en el horno otra hora y media y ya estarán listas para consumirlas como mas te gusten.